Noticias

El delito de quebrantamiento de condena en nuestro vigente Código Penal
04/10/2013 | El quebrantamiento de condena viene regulado en nuestro Código Penal en los arts. 468 a 471 inclusive.
El art. 468 castiga a los que quebrantaren su condena, medida de seguridad, prisión, medida cautelar, conducción o custodia con la pena de prisión de seis meses a un año a los que estuvieren privados de libertad y con la pena de multa de doce a veinticuatro meses en los demás casos.
Igualmente establece dicho artículo que se impondrá en todo caso una pena de seis meses a un año a los que quebrantaren una pena de las contempladas en el art. 48 de dicho Código (El art. 48 del C.P. contempla la pena de destierro o de prohibición de residir por un tiempo en determinado lugar. También castiga el art. 468 del CP con la pena de seis meses a un año a los que incumplan una medida cautelar o de seguridad en delitos relacionados con la violencia de género contemplados en el art. 173 del Código Penal.
Llegado este punto es menester recordar que serían reos del delito tanto la persona que tiene la orden de alejamiento sobre otra persona como también la beneficiaria de la orden de alejamiento si consintiere verse o comunicarse con el sujeto de dicha orden de alejamiento.
En el art. 469 del Código Penal se castiga con pena privativa de libertad de seis meses a cuatro años a los presos que se fuguen de un establecimiento penitenciario utilizando violencia o intimidación en las personas o fuerza en las cosas.
En el art. 470 del Código Penal se castiga al particular que ayude al preso o detenido en su fuga, y así contempla la pena de seis meses a un año y multa de doce a veinticuatro meses al que preste la auda al efecto; aumentando la pena de seis meses a cuatro años si ese particular hubiese empleado fuerza o violencia o hubiese intervenido soborno; por último el art. 470 castiga con la pena de multa de tres a seis meses alas personas relacionadas en el art. 454 del C.P. (cónyuges, ascendientes, descendientes, hermanos, etc) que faciliten la fuga, facultando en este caso al Juez para castigar solo con el resarcimiento por los daños o violencia ejercida al efecto.
Por último el Código Penal en su art. 471 castiga al funcionario público para los supuestos contemplados en los artículos anteriores con la pena superior en grado, inhabilitandolo también para el ejercicio de la función pública de seis a diez años si el fugitivo estuviera condenado por sentencia firme,y de tres a seis años en los demás casos.